Archivo

Posts Tagged ‘Periodismo Local’

Una reinvención obligada

El periodismo local deben reinventarse. Hoy día, existe una pequeña “lucha” entre los medios de información nacional y local por ver quién da más información. Tal como explica Daniel Akst en su artículo Write Local: How Small Newspapers Are Surviving, hay medios nacionales empeñados en dar información cercana al ciudadano, muy “local”, mientras un gran número de medios locales dan mayor cobertura a la información que les llega sobre el ámbito nacional. Una contradicción en sí misma que obliga a reflexionar sobre lo que está pasando. Esta situación lleva a una inevitable pérdida en la calidad de la información, lo que conlleva una disminución del número de lectores y, por tanto, de beneficios, con todas las consecuencias conocidas (recortes de plantilla, disminuciones salariales…).

A todo ésto podemos añadirle la irrupción de Internet en el mundo de la información, un hecho que, en cierto modo, “molesta” a muchas cabeceras pero que éstas, a su vez, se aprovechan de él e intentan mantener esa convergencia entre el papel y el portal digital. ¿Conseguirán los medios de comunicación impresos mantener esta dualidad? Esta pregunta es el origen de varios debates entre los “blogueros” y los viejos lobos defensores acérrimos del papel. Los primeros asegura que Internet, con blogs y páginas como soitu.es o lainformacion.com, ha destrozado el modelo del periódico tradicional y que se debe apostar por una información más cercana (local) en la Red, mientras que los segundos se agarran a la proximidad del papel con el lector.

¿Qué tiene que ver ésto con la información local? Muy sencillo. Los lectores quieren noticias próximas. A ellos les gustaría abrir el periódico un día y verse a ellos mismos en alguna foto o leer alguna declaración suya en un reportaje. Si un periódico quiere sacar beneficios, en mi opinión, debería apostar por esta estrategia. Un ejemplo podría ser esta noticia, en la que el periodista cuenta que a un vecino del barrio ilicitano de Carrús le ha tocado un premio en un sorteo de la ONCE. Una vez que el redactor acude en busca de ese hombre en compañía del fotógrafo, el periodista se asegura que el joven premiado compre el periódico y que éste, a su vez, corra la voz entre sus allegados (“Chico, que mañana salgo en el periódico, a ver si lo comprais”) y que éstos se hagan con un ejemplar. Así se cuentan historias cercanas, que los lectores pueden palpar y que muchas veces se leen más que otras noticias.

Anuncios