Archivo

Archive for 14 febrero 2010

La locura de la prensa deportiva

14 febrero 2010 5 comentarios

El periodismo deportivo se ha vuelto loco. Concretamente, aquel periodismo que informa sobre el fútbol en nuestro país. A cualquier periodista se le exige objetividad y un análisis riguroso, pero estos dos elementos parecen haberse ido de cañas si día a día leemos los periódicos deportivos de España. As, Marca, Sport y Mundo Deportivo, los cuatro diarios deportivos “grandes” de la península, mantienen una enorme disputa desde hace varios años que, más allá de que unos defiendan al Barcelona y otros al Real Madrid, les ha llevado a publicar lamentables informaciones. Como ejemplo, podemos mencionar todo lo que ha salido en las páginas de estos cuatro periódicos desde que al madridista Cristiano Ronaldo le sancionaran con dos partidos por golpear con su antebrazo a Mtiliga, jugador del Málaga, y fracurarle el tabique nasal.

En As y Marca, en vez de ojear el reglamento de la LFP en materia de sanciones, se apresuraron a buscar imágenes en las que algún jugador del máximo rival, el Barcelona, cometiera una acción similar a la de Cristiano Ronaldo sin ser sancionada. Y las encontraron. Por su parte, Sport y Mundo Deportivo se dedicaron a tachar de agresivo y chulo al jugador del Real Madrid (véanse las siguientes portadas). ¿Alguno echó una ojeada el reglamento para saber si la sanción era correcta? No.

Fuente: lalibretadevangaal.com

Como este caso, podemos encontrar una gran variedad, además de columnas de opinión que, más allá de expresar una idea, llegan incluso a ofender y a poner en duda el trabajo de los profesionales de la LFP y el Comité de Árbitros. ¿Es esto lo que se pide a la prensa deportiva? Defnitivamente, no. Los periodistas de estos diarios se escudan muchas veces en que su posición es honrada y que, de esta forma, no engañan ni manipulan al lector, sino que crean opinión pública libre, pero lo que hacen en realidad es tratar al lector como un ente sin razón ni capacidad de reflexionar.

Ser objetivo en el Periodismo es una utopía que no me parece recomendable. Una cosa es la información pura y dura del teletipo a través de las agencias, pero a partir de ahí el periodista debe valorar y trasladar su impresión, basada en sus conocimientos, al receptor. ¿Acaso los analistas políticos no tienen colores? Todos somos subjetivos, pero yo opté por ‘salir del armario’ profesionalemente porque la gente merece un respeto y que le digas las cosas como tú las ves, no como sería políticamente correcto.

→Tomás Roncero, periodista del diario As

En otro medio de comunicación como la televisión también nos encontramos con informaciones cuya objetividad, rigurosidad y utilidad podemos poner en seria duda. Véase la magistral lección de anatomía que La Sexta ofreció a través de los músculos de Cristiano Ronaldo. Además, desde hace un par de años han surgido varios programas de debate futbolístico donde el debate también se va en ocasiones a tomar unas copichuelas con su amiga la objetividad. Es tanto el afán por desacreditar al que piensa de forma contraria que se llegan a producir comentarios y acciones dignas de un programa del corazón. Incluso, a veces, parece que falta poco para que los conertulios lleguen a las manos.

Por suerte, contra este tipo de periodismo, existen espacios, como Lalibretadevangaal.com o el espacio televisivo Periodistas Fútbol Club (ya retirado de la parrilla) que tratan de hacer una crítica constructiva hacia la prensa deportiva española. Además, es tal la indignación que provoca entre los lectores y la audiencia que el portal Diarios de Fútbol ha creado un grupo en facebook que exigeuna prensa deportiva inteligente“. ¿Cómo conseguirlo? Difícil. Hasta que la objetividad no vuelva a los medios de comunicación y el forofismo se quede en las gradas de los estadios tendremos que seguir soportando este intento de periodismo.

Ahora, si no te declaras forofo, parece que eres tonto.”

→Javier Hernández, periodista de Antena 3

Enlaces de interés:

Treinta años de primera

A finales del año pasado, el diario El País cumplió la friolera de 30 años. A continuación, mediante 5 titulares, trataremos de expresar que han podido significar estas tres décadas dedicadas a la actividad periodística para el que hoy es el diario de información política más leído en toda España:

La política en portada

El diario El País siempre ha destacado por el ser el más independiente de todos los periódicos que se han publicado en España.

Al lado de la Ley

Ante conflictos nacionales o internacionales, la objetividad siempre ha sido la clave de la información que difundía (y difunde) El País.

La voz del pueblo

Portadas como la de la derecha son una clara muestra de que este diario ha estado siempre del lado de sus lectores reflejando sus pensamientos.

Más allá del horizonte

El País, además, también se ha caracterizado por ser uno de los que más y mejor información internacional aporta a los lectores españoles.

El Rey de la prensa española

Con 30 años, todos aquellos profesionales que han formado y forman parte de El País pueden sentirse orgullosos del trabajo que han realizado.

Internet: futuro de la vida periodística

John Carlin, en su artículo “El momento crucial” de la prensa se pregunta cuál será el futuro del periodismo ante la aparición de nuevos medios de difusión de información, como Internet, que están sumiendo en una lenta agonía a los medios más tradicionales como la prensa escrita.

Hay quien piensa que el último periódico en papel se imprimirá en el año 2043, incluso algunos vaticinan una muerte más próxima que rondará la década de 2020. Nadie puede predecir con exactitud cuando morirá la prensa en papel, incluso nadie puede asegurar que el papel desaparecerá. Lo que sí está claro es que la aparición de Internet y su impacto en los medios de comunicación no fue algo que llegase de forma inesperada, sino que era algo que se auguraba pero, aún así, nadie ha sido capaz de encontrar una solución eficaz ante este problema, cuya fundamental consecuencia es la pérdida de beneficios.

Una de las pocas soluciones que paracen garantizar un mínimo grado de supervicencia es la convergencia de redacciones, es decir, que un mismo medio impreso tenga edición en papel y edición digital, como la gran mayoría de las cabeceras de peso de España. Los portales web de información atraen una gran inversión publicitaria puesto que son un soporte multimedia con una gran infinidad de ventajas sobre el papel.

Portales web, blogs, cuadernos digitales… Existe una gran cantidad de herramientas que permiten dejar de lado el papel y dedicarse a escribir información a través de la red. En mi opinión, sólo es cuestión de tiempo que éstas acaben por imponerse. Es más, creo que es un aspecto generacional: los jóvenes (los blogueros) cada vez leen menos prensa escrita y prefieren informarse en la Red, por lo que conforme vayan desapareciendo las generaciones más ancianas (los viejos rockeros del papel) irá muriendo el papel al mismo tiempo.